decoracion estilo moda

Fall wedding. Mis razones.

agosto 28, 2015

Con el tiempo una empieza a conocerse  y sabe definirse con adjetivos más complejos. Creo que este me describe bastante bien: soy nostálgica. Ese sentimiento de “tristeza alegre” tiene que relacionarse con alguna estación del año y al final he concluido que me encantan las bodas de otoño porque soy más nostálgica que una abuela de 90 años. También por esto:

VESTIDOS con manga larga.

Porque si. Podría dejaros aquí una lista de argumentos, que si son elegantes, delicados, etc., etc. Mejor unas imágenes y ya encontráis -o no- vuestras razones. El primer vestido es de BHLDN y tiene un plus añadido, la falda de tul en diferente tonalidad. El segundo -¡mira que he buscado!- imposible saber de quien es, solo que ha salido en un reportaje de la revista Porter 

fallwedding1

Vía: BHLDN

novia

Foto: Camilla Akrans

MAQUILLAJE en tonos granate (sin desentonar).

Aparte de nostálgica me define otro adjetivo: flexible. Y en esto de las novias me considero bastante laxa porque nunca me cierro a nada. Apuesto por maquillajes muy naturales pero reconozco que los maquillajes más subidos son también acertadísimos. Eso si, no me gustan si la boda es de día y en verano, en ese caso apuesto por dar mayor frescura.

otoño5

Foto: Jessica Sim

otoño6

Foto: Mintwood Photo

ILUMINACIÓN INDOOR. Calidez.

En la decoración de una boda casi siempre por no decir siempre uno se sirve de la iluminación estudiada para añadir romanticismo y magia al lugar. En otoño esa iluminación gana protagonismo: días más oscuros, prontos anocheceres, bajas temperaturas…

otoño12

Vía: www.onewed.com

otoño11

Vía: Hello Love Blog

FLORES ASÍ.

Los ramos de otoño tienen otro aire,  tonos parduzcos, granates -también el naranja- muy muy bucólicos.

otoño4

Foto: Jessica Sim

otoño13

Foto: Morgan Gosch

Existen más razones, menos bonitas y que me cuesta más ilustrar. Por ejemplo, cuando piensas en los regalos a los invitados y no se te ocurre nada original  ¿solución? te cambias de estación. Easy.

Seguro que os han llenado de gafas de sol, gorros, alpargatas ¿o no? Pues en otoño hay también posibilidades para aburrir: mantas, calcetines, guantes…Además -aviso a novias amigas- puedes recurrir al regalo por excelencia: el chocolate. Esa apuesta segura que teníamos que tener en el banquillo por el exceso de calor.

Otra:  tus invitadas te lo van a agradecer. Hay excepciones, pero a nosotras nos gustan los saraos, los eventos sociales y las bodas nos suelen motivar bastante. ¿Y que pasa con esos vestidos tan brutales Fall/Winter que vemos por los escaparates? Hay que darnos la excusa para hacernos con ellos.

firmaFoto portada: Archetype Studio, Simply Jessie Photography

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Patri agosto 28, 2015 at 2:25 pm

    Totalmente de acuerdo en que aveces no salimos de lo cotidiano en bodas y nos obcecamos en celebrarla de verano. Yo creo que el otoño y la primavera tienen mucho mas encanto. Me encanta tu comentario sobre la luz, y por supuesto sobre el maquillaje 🙂
    Por cierto, precioso el vestido de BHLDN.

  • Leave a Reply